Respuestas

untitled (30).png

Si no estás de acuerdo con estás respuestas, en AMAL siempre estamos dispuestos al debate.

  1. ¿Odian los ateos a Dios? -El ateo busca la verdad mediante la razón. En todo caso, detesta el engaño y a quien lo usa para embaucar. El odio hacia algo que no existe es absurdo.
  2. “Los ateos son amorales…”. -¿Qué puede haber más moral que la verdad la honestidad la ética y el raciocinio? Lo amoral es adoptar una doctrina fantasiosa, de preceptos perniciosos, que sólo busca garantizar los privilegios y la riqueza de las élites.
  3. Todo ateo tiene la obligación de demostrar la inexistencia de Dios. -No, es el creyente quien tiene que demostrar la existencia de aquello en lo que cree. Lo único que hace el ateo es impedir que le impongan cualquier creencia que no tenga el respaldo de un razonamiento lógico y demostrable.
  4. El ateísmo es una religión más. -Falso. Es todo lo contrario. No es una creencia sin argumentos, sino la negación de cualquiera de estas con todos lo que tenga a su alcance.
  5. ¿Qué requisitos hay que reunir para ser ateo? -Basta con ser alguien escéptico, dotado de una coherencia razonable, que no se conforma con lo primero que le dicen sin contrastarlo; dispuesto a buscar información y afanado en la  búsqueda de la verdad, siempre mediante: el conocimiento, la honestidad, la humildad, el diálogo, la lógica y la razón.
  6. ¿Puede un ateo creer en las hadas, en los fantasmas, en el tarot o en el destino…? -No, un ateo es, ante todo, alguien lógico; que sólo cree en la existencia de cualquier fenómeno que haya sido demostrado de forma científica o muestre evidencias de forma lógica y veraz.
  7. ¿En qué creen los ateos? -En la ciencia y en su método, en la evolución de las especies, en la lógica, en toda prueba irrefutable, en la ley de la gravedad, por ejemplo. Hypotheses non fingo (Isaac Newton).
  8. ¿Puede un ateo demostrar la inexistencia de Dios? -Sí, puede. Es más, debe. Para ello tiene a su disposición infinidad de argumentos: lógicos, científicos, históricos, físicos, médicos, filosóficos, psicológicos, matemáticos, químicos…
  9. Si Dios no existe, ¿quién y cómo se ha creado el Universo? -Que no sepas la respuesta a una pregunta no significa que te la puedas inventar. Tarde o temprano -si no se autodestruye antes-, la humidad hallará respuesta a esa y otras preguntas. Del mismo modo que ahora sabemos que el rayo es un fenómeno atmosférico eléctrico y no la chispa producida por el martillazo del dios Thor, allá en lo más alto de los cielos.
  10. ¿Qué quiere todo ateo? -Implantar la cordura y la razón en un estado socialmente justo y laico; en el que ni los credos ni las religiones se apropien nunca de las instituciones los espacios -sean físicos o de pensamiento- ni de los fondos públicos.
  11. ¿Qué puede hacer un ateo para alcanzar sus propósitos? -Informar, formar, denunciar, apoyar, proponer y promover soluciones a los problemas e injusticias que causa el teísmo.
  12. ¿Es el ateo mejor persona que cualquier creyente? -Bueno, al menos no necesita de un credo o dogma místico para ser compasivo generoso y solidario. Además, es más humilde, ya que reconoce que ignora ciertas cuestiones, sin necesidad de respondérselas fantaseando. De hecho, cuando la Ciencia hace un nuevo descubrimiento que corrige otro anterior, el ateo, como ser lógico que es, está dispuesto a hacer correcciones en sus creencias; cosa que el creyente, no.
  13. ¿Es el catolicismo lo contrario del ateísmo? -No, es el teísmo: Creencia en un ser superior, creador del Universo y de todo lo que haya en ello.
  14. Pero los ateos deben respetar las creencias místicas de los demás. No. El respeto debe estar fundamentado en la lógica, la verdad, la justicia social, y la razón. De otra manera, el nazismo sería respetable.
  15. ¿Qué haría un ateo que oye la voz de Dios? -(esto parece un mal chiste) Ir al psiquiatra para que le diagnostiquen un cuadro de esquizofrenia y pueda tratarse para no ser un peligro, ni para él ni para el resto.primary-Summer-Night-Sky-For-Beginners-1467681670
  16. Entonces, ¿adónde vamos cuando morimos? -No está demostrado que tengamos que ir a algún sitio con nuestra conciencia intacta, tal y como se ha ido conformando durante la vida. Lo que sí está demostrado es que la mayor parte de los átomos de nuestro cuerpo formaron parte de una estrella; en nuestro caso, la más próxima es el Sol. Así que, al morir, seguiremos formando parte de su sistema de energía y materia.
  17. ¿Pero no es muy triste desconsiderado y cruel pensar así? -La naturaleza no es más triste y cruel que cualquier Dios que te condena al fuego eterno si no le obedeces. Además, no se trata de juzgar, sino de saber qué es cierto y qué es una fantasía que se sirve de nuestra incertidumbre para imponernos una creencia tóxica y absurda.
  18. ¿Y qué ocurre el alma? -No está demostrado que los seres humanos tengamos una esencia mística -o espiritual- que se haga incorpórea y prevalezca tras la muerte trascendiendo a un estado superior, se condene o descienda a un estado inferior -todo según cada religión. En todo caso, está la conciencia que es algo que formamos con las experiencias y el aprendizaje a lo largo de la vida, y, lo aceptemos o no, está basada en nuestra interpretación -muchas veces subjetiva- del entorno y de lo que nos ocurre, dependiendo de nuestro estado de ánimo en cada momento; de forma que si viéramos una película de nuestra vida tal y cómo sucedió, la reconoceríamos como verdad -o realidad- a regañadientes, porque no estaríamos de acuerdo con el ochenta por ciento de los acontecimientos, al recordarlos de otra forma. De esa interpretación -que llamamos recuerdos- se ha encargado nuestro cerebro. Un órgano que, a través de millones de años de evolución, no se ha especializado en decirnos la verdad, sino en contarnos lo que necesitamos saber en cada momento, para que podamos gestionar nuestras emociones y garantizar así la supervivencia; y el autoengaño es uno de los recursos que utiliza para conseguirlo; ya que hay emociones que nos pueden llevar a la autodestrucción. Por tanto, la conciencia de lo que somos -esa esencia genuina que nos hace sentir irrepetibles-, no es objetiva, ni mucho menos.
  19. ¿Cómo puedo hacerme atea/o? -Sólo tienes que adoptar la verdad y la razón como forma de vida. Nadie está exento de confundirse, pero la equivocación debe formar parte de la búsqueda de la verdad. Piensa que muchos avances científicos han sido fruto de una serendipia (hallazgo valioso que se produce de manera accidental o casual; por ejemplo, el descubrimiento de la penicilina). En cualquier caso, debemos pensar antes que rezar. El ateo busca la evidencia y el creyente la videncia.
  20. ¿Por qué el ateo tiene la necesidad de convencer a otros para que piensen igual? No se trata de convencer a nadie. Más bien, se trata de impedir que se instaure el engaño en la sociedad y se nutra de ella hasta corromperla. En principio, parece que no hay problema en que una persona crea en los unicornios. Sin embargo, si convence a otros para que crean en su existencia -cosa que al parecer no es tan difícil- y obtiene donaciones para preservar a esta especie en su hábitat natural, se está produciendo una estafa.
  21. ¿Puede una persona considerarse inteligente y religiosa? -No, la inteligencia está asociada a la capacidad para dilucidar y quien reza para que se solucione un problema, pierde un tiempo valioso para buscar una solución coherente y plausible.
  22. ¿Qué puede amar un ateo? -A saber: La vida, la verdad, la razón, lo desconocido, lo conocido, el Universo, la naturaleza, la realidad, la ficción, la fantasía (no la que sirve para engañar), la ciencia, los aspectos evolutivos de la humanidad… “Dios no te ama; no puede porque no existe, yo sí”.maxresdefault (5)
  23. ¿Cómo estáis tan seguros de tener razón? -Estamos seguros de su búsqueda y de soportar la incertidumbre que provoca el desconocimiento; al menos hasta que consigamos que se convierta en conocimiento. Por otra parte, no se trata de ver quién tiene más razones para creer en qué cosa, sino de sopesar y valorar su calibre. Puedo tener muchas razones para creer en Dios -por ejemplo: que me aterra enfrentarme a la realidad de mi existencia-. La cuestión es: ¿Son tales razones dignas de llamarse razonamiento? -Cualquier ser inteligente digno y humilde sabe que no.
  24. Pues yo creo que el ateísmo es una moda como otra cualquiera. Las modas van y vienen, pero en la Historia de la humanidad los ateos siempre hemos estado ahí. Me refiero a personas dispuestas a cuestionárselo todo, aún cuando la ciencia no había avanzado lo suficiente como para ampararles; que incluso se ha dejado quemar antes que reconocer la existencia de algo con tantas evidencias en contra. Y mientras exista el ‘pecado’ de la ignorancia voluntaria y de la omisión de pensamiento, siempre habrá gente dispuesta a dejarse quemar; aunque ahora sólo sean las cejas por estar horas delante de una pantalla esgrimiendo argumentos ante una horda de insensatos.
  25. Quienes no creen que exista algo después de la muerte no pueden ser felices. Si aplicamos la fórmula -directamente proporcional (por desproporcionada)- “Soy más feliz cuanto más ignoro”, podría ser cierto que cualquier teísta es más feliz que el ateo. Pero, claro, no es bueno basar la felicidad en la ignorancia. Los ateos no afirmamos que haya nada tras la muerte. Afirmamos que no hay evidencias; y menos de un Paraíso o un Infierno a gusto y criterio de un ser ficticio con sexo inequívocamente masculino. La ciencia nos demuestra que hay algo antes de la vida y la consciencia: materia energía…, y posiblemente eso es a lo que volvemos cuando acaba la vida y la consciencia.
  26. “¿Ah sí?, pues qué triste”: Que la idea de que haya un ser omnipresente y omnisciente -que te condena al fuego eterno si incumples alguno de sus mandamientos- te parezca más alegre, no significa que sea real. La realidad es aquello que puede demostrarse sin dudas ni tergiversaciones.
  27. Yo no creo en el Dios de la Iglesia, pero sí creo que hay algo divino. Eso es lo mismo que creer en el Dios de la Iglesia, sólo que, al parecer, prefieres montártelo por libre. Cuando hablamos de Dios, o de ese “algo”, estamos hablando de una intención creativa y controladora, de un: “Voy a hacerme un mundo de gente pequeñita para imponerles mi doctrina absurda y para castigarles si se portan mal”. Si la humanidad es el resultado de millones de años de evolución, me quito el sombrero; si es el diseño de un ser supuestamente superior e inteligente, me parece una creación grotesca.
  28. ¿Debe un ateo celebrar la navidad? Eso es lo mejor de ser ateo, que puedes hacer lo que quieras siempre que no abandones la lógica y la cordura. Si celebrar la Navidad significa reunirte con tus familiares y amigos, una vez al año, por el motivo que sea, para compartir ciertos momentos de afecto y diversión, no hay problema. Tampoco si celebras Halloween para disfrazarte y divertirte; siempre que eso no signifique que tengas que creer en los muertos vivientes, fantasmas o en vampiros. De hecho, hay otras muchas cosas en la parafernalia de la Navidad que no tienen nada que ver con Jesús, ni con su nacimiento. Como por ejemplo la costumbre de adornar un árbol con bolas de colores y regalos; resulta que proviene de un rito pagano, originario de los pueblos nórdicos, con el que honraban al árbol, como eje del entorno natural, y a la Naturaleza en sí. Eso sin contar el consumismo los excesos y el materialismo que impera en Navidades, que tan poco tiene que ver con la doctrina de humildad modestia y pobreza que se otorgaba al propio Jesús. Los Testigos de Jehová tienen prohibida su celebración. Los ateos no tenemos prohibiciones que no sean las que nos impone la lógica y la moral.